Modelo 310

  • modelo 303

    Modelo 303

  • modelo 310

    Modelo 310

  • modelo 311

    Modelo 311

  • modelo 371

    Modelo 371

  • modelo 390

    Modelo 390


  • "Modelo 310"

    Explicación del Modelo 310


    Actualización: 13/05/2014 En términos generales y salvando las distancias, podríamos decir que el modelo 310 es el equivalente al modelo 303 pero para las empresas que cotizan en el régimen simplificado de IVA, más comúnmente conocido como régimen de módulos. Este modelo se presenta trimestralmente, excepto en el cuarto trimestre del año, momento en el que no se presentará el modelo 310, sino el modelo 311, que es una especie de resumen de IVA del año.


    La diferencia principal con el modelo 303 es que no se tienen en cuenta las ventas y compras del periodo para calcular el importe final del modelo, sino que se calculará en base a una serie de módulos de actividad prefijados por Hacienda y que variarán en función de la actividad económica que se esté ejerciendo.



    Para cada actividad económica Hacienda presupone que el rendimiento que va a tener un negocio va a ser proporcional a una serie de variables clave del negocio (módulos), como pueden ser el número de personas empleadas, el número de vehículos, los metros cuadrados del local en que se ejerce la actividad, la potencia fiscal contratada, etc. Asimismo asigna a cada módulo una valoración económica fija, de modo que al multiplicar el número de elementos del módulo por su valor económico obtendremos directamente la cuota devengada de IVA del periodo en cuestión.

    Pongamos un ejemplo para que pueda verse más claro.

    Imaginemos un empresario que tiene una cafetería y que decidió cotizar por el Régimen Simplificado de IVA. Hacienda establece que los factores a tener en cuenta para el cálculo de la cuota de IVA devengado son los siguientes:

    -Personal empleado
    -Potencia eléctrica contratada
    -Número de mesas
    -Longitud de la barra
    -Número de máquinas recreativas de tipo A
    -Número de máquinas recreativas de tipo B

    Esta cafetería tiene dos personas trabajando a tiempo completo, el propietario y un empleado, con una potencia eléctrica contratada de 5,92 Kw, con 6 mesas para cuatro comensales, una barra de 8 metros de perímetro y 2 máquinas recreativas (una de cada tipo). Aplicando las tablas oficiales de 2012, el rendimiento de cada módulo sería el siguiente:

    -Personal empleado:                           4124,02€
    -Potencia eléctrica:                             226,50€
    -Mesas:                                               272,10€
    -Longitud de la barra:                        402,48€
    -Máquinas recreativas tipo A:            141,72€
    -Máquinas recreativas tipo B:            524,36€

     



    El importe total de la suma de estas magnitudes nos da el resultado de la cuota anual devengada por operaciones corrientes, cuantía que podría ser objeto de reducción en determinadas situaciones, como es el caso de las empresas que realizan su actividad en Lorca (debido a las consecuencias del terremoto). En nuestro ejemplo el importe de la cuota anual es de 5691,18€.

    A esta cuota anual se le aplicará un porcentaje en función de lo estipulado en las tablas oficiales publicadas por Hacienda y el importe que se obtenga será la cuantía que se considere como IVA devengado en el trimestre. En el caso que estamos viendo, el porcentaje estipulado para las actividades dadas de alta en el epígrafe 673.2 (otros cafés y bares) es del 2%, por lo que el cálculo a realizar sería el siguiente:

    5691,18 x 2%=113,82€

    Este importe va a ser el importe de referencia a utilizar a la hora de calcular la cuantía a pagar (o a compensar) de cada trimestre.

    A continuación se puede ver un modelo 310 en blanco para que sirva de guía a la explicación.

     

    modelo 310

     

    A la hora de rellenar el modelo 310 será necesario incluir una serie de datos de identificación como nombre, apellidos, DNI, ejercicio y trimestre de la declaración. Una vez cumplimentados habrá que indicar cuáles son las actividades en las que se esté dado de alta en el Régimen de Módulos y los ingresos a cuenta de cada una de ellas. Esto no es más que el importe que calculamos en el apartado anterior. En el caso en que se dedique a más de una actividad se sumarán todos los ingresos a cuenta, obteniendo la “Suma de ingresos a cuenta del conjunto de actividades ejercidas” (casilla 01)

    Al importe de esta casilla habrá que añadirle el importe de IVA devengado por las adquisiciones intracomunitarias de IVA que se hayan realizado en el periodo, el IVA cobrado por entregas de activos fijos y el IVA devengado por inversión del sujeto pasivo, obteniendo el “Total cuota resultante” (casilla 05).

    El único IVA que se podrá deducir trimestralmente será el correspondiente a las adquisiciones e importaciones de activos fijos (casilla 07), obteniendo el “Resultado” (casilla 09)

    Si se tuvieran cantidades a compensar de modelos correspondientes a trimestres anteriores se pueden incluir en la casilla 08, reduciendo el importe a pagar en este trimestre u obteniendo una cuota a compensar mayor para próximos trimestres.

    En el caso en que el modelo que se esté preparando corresponda a una declaración complementaria a una declaración presentada con anterioridad referente al mismo modelo y periodo habrá que indicar el importe de la primera declaración en la casilla 11, por lo minorará el importe de la declaración actual.

    De ese modo obtenemos el “Resultado de la liquidación” (casilla 12). En el caso en que este resultado sea positivo será necesario indicar la modalidad de pago para el mismo. Si el resultado es negativo se podrá compensar dicho importe minorando los importes a pagar en los próximos trimestres.

    A modo de conclusión, y como siempre solemos hacer, nos gustaría aconsejar a aquellos usuarios que no tengan unos conocimientos básicos en materia fiscal que no intenten elaborar y presentar los modelos y liquidaciones tributarias por ellos mismos y que busquen el asesoramiento de un profesional. El objetivo de este artículo es mejorar los conocimientos fiscales generales de los lectores desde un punto de vista didáctico e informativo.