Modelo 371

  • modelo 303

    Modelo 303

  • modelo 310

    Modelo 310

  • modelo 311

    Modelo 311

  • modelo 371

    Modelo 371

  • modelo 390

    Modelo 390


  • "Modelo 371"

    Explicación del Modelo 371


    Actualización: 13/05/2014 El modelo 371 tendrá que ser presentado por todos aquellos empresarios que en el mismo ejercicio hayan tributado durante parte del año en el Régimen General de IVA y durante otra parte del año en el Régimen Simplificado de IVA. En cualquier caso, si un empresario estuviera obligado a presentar este modelo no tendría que presentar el modelo 311.


    Podemos ver la estructura del modelo a continuación:



    modelo 371

     

    Como puede observarse, este modelo vendría a ser una mezcla entre el modelo 303 y el modelo 311, ya que establece un apartado para el cálculo del resultado en el Régimen General y otro apartado para la obtención del Resultado en el Régimen Simplificado.

    El modo de cálculo de ambos apartados es idéntico al que hemos detallado en los artículos correspondientes al modelo 303 y al modelo 311 disponibles en esta web. De todos modos comentaremos el procedimiento de un modo resumido

    Para la obtención del “Resultado del régimen general” (casilla 15) tendremos que detallar el total de IVA devengado por ventas de productos o servicios en régimen general y en recargo de equivalencia, así como el IVA devengado por adquisiciones intracomunitarias de bienes, obteniendo el “Total cuota devengada” (casilla 08). También se incluirá la información sobre IVA deducible por las compras de bienes y servicios interiores, importaciones y adquisiciones intracomunitarias, así como las compensaciones entregadas a empresarios acogidos al Régimen de agricultura y pesca y el resultado de una posible regularización de deducciones por bienes de inversión.



    El cálculo de “Resultado del régimen simplificado” (casilla26) partiría de la suma de las cuotas derivadas del régimen simplificado obtenido por los dos sistemas que comentamos en el artículo referente al modelo 311. A este importe se le añadirán los importes de IVA devengados por las entregas de activos fijos durante el ejercicio y por inversión del sujeto pasivo, obteniendo el “Total cuota resultante” (casilla 22). Por otro lado se detallará el importe de IVA soportado por adquisición o importación de activos fijos e indicar el resultado de una posible regularización de las deducciones por bienes de inversión de periodos anteriores, con lo que obtendríamos el “Total IVA deducible” (casilla 25). El resultado del régimen simplificado será por tanto la diferencia entre los totales de cuota e IVA deducible.

    Una vez calculados los resultados de ambos regímenes se sumarían para obtener la “Suma de resultados” (casilla 27). A partir de ahí actuaríamos del mismo modo que en el resto de modelos, compensando las cuotas de periodos anteriores y deduciendo los importes ya declarados en el caso de declaraciones complementarias. Si el resultado de la liquidación es positivo habrá que indicar la forma de pago escogida y si el resultado fuera negativo, se podría elegir entre solicitar la devolución o la compensación en futuros periodos.

    Con este artículo queremos que los lectores tengan un conocimiento básico sobre el funcionamiento del modelo, por lo que siempre recomendaremos que se acuda a profesionales en materia fiscal si se tiene una actividad empresarial y se está obligado a presentar modelos tributarios.