Modelo 390

  • modelo 303

    Modelo 303

  • modelo 310

    Modelo 310

  • modelo 311

    Modelo 311

  • modelo 371

    Modelo 371

  • modelo 390

    Modelo 390


  • "Modelo 390"

    Explicación del Modelo 390


    Actualización: 13/05/2014 Este es el modelo más completo, en cuanto a información aportada, de cuantos modelos de IVA existen. Su objetivo es presentar un resumen de todos los datos sobre operaciones objeto de IVA, independientemente del Régimen de tributación que se elija.


    El plazo de presentación acaba el día 30 de enero de cada año y en el se informa inicialmente sobre los datos básicos de la empresa (Nombre, CIF, Epígrafe/s de IAE, representantes legales, etc)



    A partir de la página 2 es necesario hacer un desglose de las operaciones realizadas en el Régimen General, informando, por un lado sobre Base imponible, tipo de IVA y cuota devengada en las operaciones de ventas o prestación de servicios, así como cualquier especialidad que tenga la empresa en su tributación de IVA, como pueden ser adquisiciones intracomunitarias de bienes o servicios, Régimen de agencias de viaje, Régimen de bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección, etc. La mayor parte de esta información ya se había desglosado trimestralmente con la presentación del los distintos modelos 303. El resultado final de IVA devengado se indicará en la casilla 47 “Total cuotas de IVA y recargo de equivalencia”.

    Las páginas 3 y 4 están diseñadas para incluir el desglose de IVA deducible, con un destalle parecido al establecido en los modelos 303. Sin embargo, existe una diferencia muy importante con respecto a la forma en que se detallan los importes de IVA deducible en el modelo 303. En este caso hay que desglosar las bases y tipos de IVA que corresponden al importe a deducir. Es decir, no basta con decir, por ejemplo, que la base imponible de las compras de bienes y servicios es 10000€ y que la cuota total es de 1535,14€ como habíamos informado trimestralmente, sino que hay que detallar que base corresponde a cada tipo de IVA.
    El resultado final de IVA deducible se indicará en la casilla 64 “Suma de deducciones”.

    Al calcular la diferencia entre la casilla 47 y la 64 obtendremos el “Resultado del Régimen General” (Cásilla 65).

    La página 5 está reservada para informar sobre las actividades en Régimen Simplificado, siendo necesario detallar los importes de los diferentes módulos que sean de aplicación en función de la actividad económica de la empresa. El procedimiento de cálculo y la información a introducir vienes a ser un mix entre lo detallado en los modelos 310 y 311.


    Parte de la obtención de la cuota devengada por operaciones corrientes, cifra sobre la que se realizará un doble cálculo. En primer lugar se compensará este importe con los importes de IVA soportado durante todo el trimestre más un 1% de difícil justificación. El segundo cálculo consistirá en aplicar el porcentaje mínimo establecido con carácter legal para la actividad de la empresa. De estos dos resultados, cogeremos el de mayor importe que se convertirá en la “Cuota derivada del régimen simplificado”.

    El modelo también incluye un apartado para incluir la información sobre las magnitudes anualizadas de las operaciones correspondientes a actividades agrícolas, ganaderas y forestales, de la que se obtendrá una nueva “Cuota derivada del régimen simplificado” y que se sumará a cualquier otra actividad que no pertenezca a este régimen especial para obtener el “Resultado del Régimen Simplificado” (Casilla 83).

    En la página 6 se sumarán los distintos resultados obtenidos en ambos regímenes (General y Simplificado) mediante la suma de las casillas 65 y 83. Si el resultado de IVA del ejercicio anterior fue negativo y no se procedió con la solicitud de devolución de dicho importe, será necesario indicar este importe a compensar en la casilla 85, con lo que obtendremos el “Resultado de la liquidación” (Casilla 86).

    Asimismo, si la empresa tributa en alguna de las Diputaciones forales del País Vasco o Navarra tendrá que consignar que porcentaje del total de operaciones se ha realizado en cada territorio (Común y Foral).

    También será necesario informar sobre los pagos realizados en cada periodo de liquidación (mensual o trimestral). Además, en el caso en que el Resultado de la liquidación sea negativo habrá que indicar si se solicita la devolución de dicho importe o si se opta por dejarlo para compensar futuras liquidaciones a pagar en próximos ejercicios.

    Por último, en esta página 6 hay que desglosar que tipo de operaciones componen su volumen total de operaciones, así como la cuantía que ha supuesto cada una de ellas (operaciones en régimen general, entregas intracomunitarias exentas, exportaciones, operaciones en régimen simplificado, etc), totalizando en la casilla 108 el “Total volumen de operaciones”

    En la página 7 habrá que informar sobre determinadas operaciones realizadas en el ejercicio, como son las adquisiciones interiores exentas, adquisiciones intracomunitarias exentas, importaciones exentas, bases  de IVA soportado no deducible, etc.

    La última parte del modelo está reservada para dar todos los detalles sobre las actividades a las que se aplica la Regla de la prorrata y las actividades con regímenes de deducción diferenciados, aspectos que no entraremos a valorar en este momento debido a que se necesitaría un artículo específico para poder hacerse una idea sobre su funcionamiento.

    Esperamos que este artículo haya servido para dar un poco de luz sobre la estructura y funcionamiento de este extenso y complejo modelo. De todos modos, recomendamos a todas aquellas personas que no tengan unos conocimientos tributarios básicos y cierta experiencia en la materia que se dejen asesorar por expertos fiscales antes de presentar cualquier modelo o liquidación de Hacienda.